Reglas de oro en la cama

Por: Lcda. Yosahandi Alcalá, Psicóloga Clínica y Sexóloga Educadora
@YosahandiAlcala

Cuando se está en una relación de pareja, se van poniendo reglas o haciendo acuerdos para que ésta funcione. Generalmente las ponemos conforme nos vamos conociendo. De la misma forma, cuando se empiezan las relaciones sexuales, es muy aconsejable poner ciertas reglas para que se tenga una vida sexual en pareja satisfactoria y exitosa.

Para ser capaces de poner “reglas en la cama” se debe empezar por tener respeto, empatía y deseo para lograrlo. El respeto es para lograr escuchar a la pareja con sus gustos y deseos; la empatía es necesaria para ponerse en el lugar de la pareja para entenderla y aceptarla; y el deseo para tener la disposición de disfrutar juntos.

Bajo estos principios, seremos capaces de tener las reglas claras para que cada encuentro sexual sea satisfactorio para ambas partes. Estas son las reglas de oro que considero pueden ayudarte en tu vida sexual:

Hablar y escuchar.

Si tomamos en cuenta que el sexo tiene tantas variables, posiciones, preferencias, fantasías, juegos y juguetes, se debe aprender a preguntar y respetar los gustos de la pareja. A través de esta comunicación se logra llegar a acuerdos en los que ambos disfruten.

Protección.

Esta es una regla básica para evitar angustias y miedos. Desde un inicio se debe hablar de cómo van a prevenir un embarazo no deseado y evitar contagiarse de una “ITS” (infección de transmisión sexual). Para ello, es aconsejable que juntos realicen la visita médica correspondiente, tanto para hacerse la prueba del VIH y de otras ITS, así como para tomar la decisión de qué método anticonceptivo es el mejor según el estilo de vida de la pareja.

Discreción.

La discreción es una regla que debe ser tomada muy en serio. El área sexual es un terreno privado e íntimo. Comentar con otras personas sobre lo que hacen juntos puede afectar la relación de pareja. El tomar fotos o grabar video es algo que se debe hablar previamente, así como decidir juntos qué se hará con ese material.

Honestidad.

“Sin promesas que cumplir y sin promesas que romper”, debe ser una premisa en una relación, pero ante todo la honestidad. Ambos deben tener claro que el sexo no se debe convertir en una prueba de amor o en un instrumento de manipulación para retener o demostrar amor.

Higiene.

El aseo personal es imprescindible e indispensable para que se tenga un buen encuentro sexual. Debe cuidarse el olor corporal en general, no sólo del área genital, ya que un mal olor puede apagar el deseo. El lugar donde se tenga el encuentro también debe ser cuidarse, como por ejemplo tener las sábanas limpias, que haya un buen humor en el ambiente y que esté en orden.

Se suele decir que en el sexo todo se vale, lo cual es muy cierto, pero siempre y cuando la pareja esté en la misma sintonía y no lo hagan sólo por complacer o quedar bien con la pareja, sino porque también lo desean. Esa sería la primera regla de oro: Hacer cualquier cosa en la cama, siempre y cuando sea porque hay deseo, ganas e interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *