Recetas de Müesli

Por: Luigui’s Cooking Club

¿Alguna vez escuchaste la palabra “Müesli” y te preguntaste qué es eso? Aquí te contamos qué es y cómo preparar este platillo delicioso y nutritivo.

El “müesli” es un alimento de origen suizo que se encuentra en el grupo de los cereales y suele consumirse en el desayuno. Es una buena fuente de minerales, vitaminas y proteínas que ayudan a equilibrar la dieta y afrontar las tareas diarias. Además, es de fácil digestión y ayuda a mejorar el tránsito intestinal. Tiene un efecto saciante, por lo que es un buen aliado para el control del peso.

Hay muchas posibilidades a la hora de hacer müesli casero debido a la variedad de ingredientes con los que se puede preparar. Lo primero que debes tomar en cuenta es que debe incluir gran cantidad de cereales, los cuales pueden ser copos de avena, arroz inflado, copos de trigo, cebada o centeno. Además, puedes agregar frutos secos y semillas oleaginosas, como avellanas, almendras, nueces, manís o pistachos. Si deseas agregar frutas deshidratadas puedes optar por pasas, fresas, higos y albaricoques. Estos ingredientes aportan fibra y son fuente concentrada de nutrientes.

Müesli de avena, pasas y nueces

INGREDIENTES
1/2 taza de copos de avena
1 taza de agua
2 cucharadas de uvas pasas
1/2 taza de avellanas y nueces
Media manzana
4 cucharadas de yogurt natural
Miel al gusto

PREPARACIÓN
– La noche anterior, deja en remojo los copos de avena con una taza de agua. Al día siguiente, escurre los copos de avena.
– Pela la manzana y córtala en cuadros pequeños.
– En un plato hondo, agrega el yogurt, la avena, la manzana, los frutos secos, las avellanas y las nueces. Por último, decora con miel al gusto.

Müesli de avena, cebada y frutas

INGREDIENTES
1 taza de copos avena
1/2 taza de cebada
1 ¼ taza de agua
1 manzana, en trozos pequeños
1/2 taza de fresas, partidas en trozos pequeños
1 cucharada de miel
1 taza de yogurt
1/2 taza de almendras
1/4 cucharadita de canela en polvo

PREPARACIÓN
– La noche anterior, deja en remojo los copos de avena y la cebada con el agua. Al día siguiente, escurre.
– En un plato hondo, agrega el yogurt, la avena con la cebada y luego el resto de ingredientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *