Receta para una vida verde

Por: Licda. Daniela Paola Corzo, Directora de Mercadeo y Publicidad
Organización GuateAmbiente

Cada día el ser humano inicia con una rutina para sobrevivir en esta sociedad, pero en la lucha diaria se olvida de los pequeños y grandes detalles que son esenciales para su supervivencia y que por ignorancia o negligencia, hace a un lado.

Iniciando desde la mañana, el ser humano deja abierto el grifo mientras se cepilla los dientes. Luego, deja correr el agua de la regadera mucho tiempo antes de meterse a la ducha. Y no olvidemos el gasto de energía eléctrica por haber dejado prendida la televisión con su noticiero favorito mientras pasaba diez minutos dándose una ducha caliente.

Al llegar la hora del desayuno, como era de esperar, esta retrasado, por lo que ingiere alimentos empacados de fácil preparación o bien pasa a un restaurante de comida rápida por un café y desayuno servidos en recipientes desechables que lo único que hacen es generar basura, la cual tarda años en degradarse.

Para trasladarse a su trabajo utiliza un medio de transporte que genera gran cantidad de gases dañinos al medio ambiente. Así como él, existen millones más viajando en vehículo y de forma individual, dando como resultado que llegar a su destino sea un viaje largo, sin paisajes, sin aire fresco, ruidoso y bastante estresante. Este es tan sólo el inicio del día. Y recordemos el dicho: “Lo que mal inicia, mal termina”. ¿Qué podemos esperar durante el resto del día? Un ser humano irritado, malhumorado, con la creatividad bloqueada, con unos pulmones congestionados por la contaminación y, definitivamente, sin conciencia alguna del daño que ha causado su temprana rutina.

Al regresar a casa, probablemente repetirá el ciclo: desperdiciará agua, desaprovechará los recursos, malgastará la energía eléctrica y contaminará su entorno. Es así como finalmente termina su día… se mete en la cama, buscando siempre su comodidad, sin importar los daños que cause al planeta, a sus semejantes y a él mismo.

En la actualidad, cada una de nuestras acciones tiene una o más consecuencias. Debido a esto, nuestro futuro, el de nuestros hijos, nuestros nietos y demás generaciones se verán en aprietos. Afortunadamente, existe la esperanza de que como humanidad podamos modificar esos estilos de vida no sostenibles, por una forma de vida amigable con el planeta. Para ello, les recomendamos vivir el día a día tomando en cuenta la siguiente “Receta para una Vida Verde”:

Ingredientes:
– Aprovechamiento de agua y demás recursos naturales
– Ahorro de energía eléctrica
– Alimentación basada en alimentos locales y menos comida rápida
– Evitar empaques desechables
– Uso de bolsa ecológica para ir de compras
– Practicar la reutilización de materiales
– Reciclaje en casa y el trabajo
– Reemplazar el vehículo por una bicicleta
– Compartir el vehículo con compañeros de trabajo
– Siembra de árboles
– Promover el uso de energías renovables

Preparación:
Mezcle todos los ingredientes y aplíquelos en su rutina diaria. El resultado será una “Vida Verde” para disfrutar y compartir con los seres queridos y el resto del mundo.

receta para una vida verde

vida verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *