Recomendaciones para planificar un embarazo

mujer embarazada

mujer embarazada

 

Así como existen mujeres con la suerte de resultar embarazadas tan pronto como lo intentan, a la mayoría les toma un poco más de tiempo.

A pesar de que la pareja promedio logrará el embarazo durante los siguientes seis meses después de empezar a planificarlo, aquellas que logran determinar cuándo ocurre la ovulación y tienen relaciones sexuales durante ese período, pueden concebir durante los primeros tres a cuatro meses.

Un método para aumentar la probabilidad de embarazo es la tabla del ciclo de fertilidad. Dicho método permite que la mujer conozca cuándo es el mejor momento para concebir, el cual se basa en los eventos específicos que ocurren antes, durante y después de la ovulación. Para ello es necesario registrar dichos eventos, analizarlos y luego interpretarlos.

 

En la tabla del ciclo de fertilidad deben anotarse una serie de situaciones que ocurren durante el ciclo menstrual, tanto intrínsecos a la mujer como extrínsecos. Dicha información servirá para luego establecer los días fértiles del ciclo de la mujer. Los datos a registrar son los siguientes: día del ciclo menstrual, fecha, temperatura basal corporal, moco cervical y relaciones sexuales*. En el caso de estas últimas, debe anotarse el número de relaciones sexuales por día. El registro de la información debe iniciarse a partir del primer día de la menstruación, es decir, el día 1 del ciclo menstrual.

* Ver ejemplo de tabla del ciclo de fertilidad al final del artículo.

 

A continuación se incluye el procedimiento para la medición de la temperatura corporal basal y el examen del moco cervical.

 

Medición de la temperatura corporal basal (TCB). El monitoreo de la TCB de la mujer es una forma ampliamente utilizada para predecir la ovulación. Sin embargo, la evidencia más reciente indica que este método puede no ser tan efectivo como anteriormente se creía. Antes de la ovulación, la TCB oscila entre 36.1 y 36.4ºC, aunque estos valores varían de mujer en mujer. Durante la ovulación se libera la hormona progesterona, la cual provoca un aumento leve de la temperatura (de 0.05 a0.1ºC), uno o dos días después de la ovulación. Usualmente, este aumento de temperatura se mantiene hasta que comienza el nuevo ciclo. Debido a que el aumento de la TCB ocurre después de la ovulación, es posible que se pierda la oportunidad de concebir en ese ciclo. No obstante, su monitoreo a lo largo de varios ciclos permite establecer un patrón de los días más fértiles.

 

El mejor momento para empezar a registrar la TCB es el primer día de la menstruación. La medición debe realizarse inmediatamente después de despertarse por las mañanas (antes de salir de la cama). Puede realizarse vía oral, vaginal o rectal, siempre y cuando se utilice el mismo método durante todo el ciclo.

 

Moco cervical. La detección de cambios en el moco cervical es una forma fácil y altamente efectiva de predecir la ovulación. De acuerdo a un estudio reciente, este método es más efectivo para predecir la ovulación que la medición de la TCB. A pesar de ello, resulta ser útil utilizarlas conjuntamente.

 

Durante un ciclo menstrual normal (28 días de duración), el patrón de cambios en el moco cervical debe ser similar al siguiente:

Día 1-5: Inicio de la menstruación

Día 6-9: La vagina está seca, con poco o nada de moco

Día 10-12: El moco es pegajoso y espeso, volviéndose menos espeso y más blanco gradualmente

Día 13-15: El moco es más líquido, elástico, resbaloso y claro, similar a una clara de huevo. Esta es la fase más fértil.

Día 16-21: El moco vuelve a ser pegajoso y espeso

Día 22-28: La vagina está seca.

 

Tanto las mujeres con ciclos de 28 días, como aquellas con ciclos de menor o mayor duración, deben registrar los cambios en el moco cervical diariamente en la tabla de fertilidad. Lo ideal es chequear el moco cervical cada vez que se va al baño. Para ello debe frotarse, ya sea directamente con los dedos (luego de un profundo lavado de manos) o con papel higiénico blanco, el espacio de entrada hacia la vagina. Allí deberá detectarse el moco cervical; una vez detectado, debe examinarse su color y consistencia entre los dedos.

 

A continuación se presenta un ejemplo de la tabla del ciclo de fertilidad, durante los primeros 14 días del ciclo menstrual.

 

Día

Fecha

TBC

Moco cervical

(color/consistencia)

Relaciones sexuales/día

1

14/1/09

36.2ºC

– –

0

2

15/1/09

36.3ºC

– –

0

3

16/1/09

36.3ºC

– –

0

4

17/1/09

36.2ºC

– –

0

5

18/1/09

36.3ºC

– –

0

6

19/1/09

36.1ºC

Nada

1

7

20/1/09

36.2ºC

Nada

0

8

21/1/09

36.3ºC

Poco

2

9

22/1/09

36.3ºC

Poco

1

10

23/1/09

36.3ºC

blanco/espeso

0

11

24/1/09

36.1ºC

blanco/más o menos espeso

1

12

25/1/09

36.3ºC

más claro/menos espeso

2

13

26/1/09

36.4ºC

claro/elástico

0

14

27/1/09

36.5ºC

claro/líquido, elástico y resbaloso

1



    Fatal error: Allowed memory size of 67108864 bytes exhausted (tried to allocate 7078178 bytes) in /home/content/09/10427109/html/wp-includes/class-walker-comment.php on line 180