Plan de 3 pasos para la detección del cáncer de mama

cáncer de mama

listón rosado sobre el cáncer de mama

La mujer es un ser complejo quien hoy en día realiza múltiples tareas dentro y fuera del hogar, razón de más para tratar de mantenerse saludable y en el 100% de sus capacidades. En el mes de octubre se celebra el Mes Internacional de la Concienciación sobre el Cáncer de Mama, por lo que es importante que las mujeres reciban información sobre el cuidado de su salud de forma integral.

El cáncer de mama es uno de los más comunes en las mujeres, junto con el de cérvix. Sus factores de riesgo incluye: historia familiar, primera menstruación precoz, menopausia tardía, obesidad, no haber dado lactancia y no haber tenido hijos o haberlos tenido después de los 30 años de edad, entre otros. Sin embargo, todas las mujeres corremos el riesgo de desarrollarlo. Es por esto que debemos tener conciencia y responsabilidad para su detección temprana, para lo cual recomiendo seguir el siguiente plan de 3 pasos:

Paso 1- Auto-examen del Seno.  A partir de los 20 años, la mujer debe realizarse el auto-examen del seno una vez al mes, idealmente de 3-5 días después de terminada la menstruación, y continuar con esta costumbre toda su vida. Los cambios pueden incluir: palpación de una o más masas, irritación o enrojecimiento de la piel, secreción por el pezón y anormalidades en el pezón, entre ellas que éste se “hunda”, dolor, enrojecimiento y/o aparición de costra.

Paso 2- El Examen Clínico. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda que las mujeres entre los 20 y 39 años reciban un examen clínico del seno cada 3 años por un profesional de la salud calificado. Después de los 40 años, el examen debe realizarse anualmente.

Paso 3- La Mamografía (y otros exámenes de imagen necesarios). La mamografía es un estudio realizado con dosis bajas de rayos X. Su objetivo es la detección del cáncer incluso antes de que sea lo suficientemente grande como para sentirlo en el examen clínico. A partir de los 40 años se recomienda una mamografía anual en un centro con personal entrenado y experimentado, con equipo que llene los controles de calidad correspondientes. Existen excepciones en cuanto al “screening” del cáncer de seno antes de los 40 años, como por ejemplo, el tener antecedentes familiares de cáncer de mama.

La mamografía no necesita de ninguna preparación previa, únicamente que la paciente se presente sin desodorante ni crema en el seno. Debido a que se necesita comprimir el seno durante el procedimiento, suele causar cierta incomodidad. Los implantes o prótesis mamarias no son impedimento para efectuar la mamografía, una vez ésta sea realizada por personal capacitado.

Es posible que además de la mamografía sea necesario completar el estudio con ultrasonido, el cual ayuda a caracterizar una lesión previamente visualizada en la mamografía. El ultrasonido también se utiliza en mujeres con abundante tejido en el seno, condición que puede enmascarar un nódulo. El hecho que se recomiende el ultrasonido no necesariamente implica que haya sospecha de cáncer, sino que la mamografía no es suficiente para dar un diagnóstico.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *