¿Mucho cansancio para tener sexo?

Por: Lcda. Yosahandi Alcalá, Psicóloga Clínica y Sexóloga Educadora

La vida cotidiana está llena de muchas actividades, entre ellas el trabajo, la familia, los hijos, la pareja y la vida social. Además de que debemos organizarlas adecuadamente, damos nuestro mayor esfuerzo para que todas salgan bien. Es posible que todo esto haga que lleguemos al final del día con mucho cansancio, tanto físico como mental, lo que a su vez puede conducir a que una o más actividades no puedan desarrollarse como queremos.

Muchas veces, una de las áreas más afectadas por el cansancio es la vida sexual. Se dice que entre 15 y 35% de la población sufre de bajo deseo sexual por causa del cansancio. Algunas de las causas más comunes de esto son las siguientes:

– Agenda muy cargada. El exceso de actividades hace que el cansancio sea inminente, por lo que la pareja puede dedicarle poco tiempo al sexo.
– Problemas de salud. Algunas condiciones médicas pueden provocar cansancio y/o bajo deseo sexual; las más comunes son los desbalances hormonales y las enfermedades del corazón. Las hormonas controlan el deseo sexual, mientras que las condiciones cardiacas pueden causar problemas con la erección.
– Depresión. La depresión provoca cansancio y falta de interés en todas las actividades de una persona, incluyendo por supuesto el sexo. Si además se toma un antidepresivo, el deseo sexual baja aún más.
– La relación de pareja no está bien. Los problemas no resueltos y discusiones constantes pueden llenar de resentimientos la relación en pareja, lo que lleva a cansancio emocional. Esto no sólo afecta la relación en sí, sino también la vida sexual.

El cansancio, sobre todo en la vida moderna, es algo prácticamente inevitable. Para evitar que afecte la vida sexual en pareja, están estos consejos:

– Abrazos y besos largos. Los abrazos y besos que duran más de 20 segundos aumentan el nivel de las hormonas que conectan la sensualidad con el deseo, además de que producen sentimiento de amor y apego.

– Mantener el corazón en forma. Realizar ejercicio por 30 minutos al día ayuda a mejorar la condición física, lo que a su vez reduce el cansancio. El ejercicio aumenta la autoestima porque nos ayuda a sentirnos y a vernos mejor. Y esto provee felicidad y paz a la pareja.

– Ejercitar los cinco sentidos. Generalmente, en el sexo se usan sólo uno o dos sentidos. Si se incorporan los demás, ayudaremos a que cada encuentro tenga situaciones nuevas, las cuales evitarán que el sexo se vuelva monótono e incluso aburrido. Poner sabores, olores, música, texturas y tonos de luz son algunas formas de ejercitar los cinco sentidos.

– Tener presente a la pareja. Cuando no estemos cerca de nuestra pareja, podemos ver una foto durante 30 segundos, lo que ayudará al cerebro a aumentar el deseo sexual. Y si le agregamos el recuerdo de algún momento divertido o placentero, ayudaremos a reducir el cansancio para el sexo.

– No dejar a un lado el lado sensual. Recordemos que si uno mismo no se siente bien o no se ve bien, es difícil que despertemos el deseo sexual en nuestra pareja. Por lo tanto, no debemos descuidar el arreglo personal. Además de lencería sexy, también es importante que la ropa sea sensual. Coquetear con la pareja, incluso después de muchos años de estar juntos, resulta muy efectivo.

– Tiempo de compartir. Aunque se tenga una agenda llena y mil cosas en la mente, a la pareja también se le debe dar y dedicar tiempo. Hoy más que nunca resulta muy fácil comunicarnos con nuestros seres queridos. Aprovechemos la tecnología y las redes sociales para estar en contacto con nuestra pareja durante el día. Semanalmente, debe intentarse tener una cita, de tal forma de fomentar el estar unidos, la complicidad y revivir el por qué están juntos.

– Plática y humor. Las pláticas no sólo deben de ser sobre temas cotidianos y triviales, también deben incluir planes a futuro y miedos presentes. El ser confidentes crea un vínculo especial en la pareja. Por otro lado, no debe perderse el sentido del humor. Esto hace que se liberen endorfinas, que el cansancio se haga a un lado y se den espacios para estar más cerca.

Aunque nuestro día a día sea cansado y con mil actividades, no debemos olvidar dar el espacio y tiempo a la persona con quien decidimos compartir nuestro presente y nuestro futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *