Los miedos de ellos en el sexo

hombre en cama

pareja en cama con problemas de sexualidad

Por: Lcda. Yosahandi Alcalá, Psicóloga Clínica y Sexóloga Educadora
@YosahandiAlcala

Los hombres y las mujeres viven, conocen y disfrutan la sexualidad de forma diferente. Durante la adolescencia, las mujeres tienen pena o vergüenza del tema, mientras que los hombres llegan a presentar curiosidad y competencia. En esta etapa, también se sabe que los hombres pueden hablar de sexo con los amigos, así como aprender a través de algún tipo de material sexual. Al mismo tiempo de esto, llegan a surgir en el hombre algunos miedos, los cuales pueden afectar su desenvolvimiento sexual, su satisfacción e incluso su relación en pareja.

De los primeros miedos que pueden surgir, usualmente durante la adolescencia, es que el tamaño del pene sea el correcto. Esto ocurre generalmente tras compararse con los actores de películas pornográficas o al creerle a los amigos el tamaño que dicen tener. Esto les puede crear algún complejo y miedo a la hora de estar con alguien en la cama.

Otro miedo que puede darse es cómo saber si la pareja tiene o no un orgasmo y si lo que hace produce placer. Este miedo se empieza a dar cuando al estar en pareja, el hombre se da cuenta de que ella no responde o actúa de la misma manera que las mujeres de las películas. A esto debe sumarse que conoce poco sobre las reacciones del cuerpo de la mujer. Puede que este miedo le provoque no entregarse a una relación de largo plazo. También puede provocar que al preguntarle a la pareja cómo la ha pasado, sus respuestas le provoquen desconfianza y no crea en sus palabras.

Mientras el hombre va adquiriendo experiencias, existen dos miedos que pueden traerle grandes consecuencias a su hombría: la eyaculación precoz y los problemas con su erección. En cuanto a la eyaculación precoz, puede que el hombre no se haya percatado del tiempo que duran sus encuentros sexuales hasta que alguien se lo hace ver, generalmente porque no quedó satisfecha. A partir de esto, el hombre empieza a analizarse y a ver si eyacula antes del momento deseado. En relación al problema de erección, este puede ocurrir porque el hombre se imagina, piensa o compara con las parejas con las que ha estado su propia pareja en el pasado o porque se siente en desventaja en algún área con su pareja. Su deseo de demostrar que sí puede ser “hombre”, le provoca presión mental y ansiedad, dando lugar a la falta de erección.

Los hombres deben tomar en cuenta que si se presenta alguno de estos miedos, deben resolverlos oportunamente. Algunos miedos pueden llegar a acrecentarse tanto que en lugar de presentarse como eventos aislados, llegan a convertirse en disfunciones sexuales, cuyo impacto en la relación de pareja es muy negativo.

Las mujeres, por nuestro lado, debemos saber que los hombres también tienen miedos a la hora de estar en la cama con la pareja, por lo que debemos ayudarlos a relajarse, a tener confianza en la relación y en la pareja. También debemos buscar espacios para la comunicación en los que se pueda hablar de los miedos y proponer soluciones para resolverlos. En algunos casos puede ser necesaria la intervención de un médico especialista o de un terapeuta. El objetivo general debe ser recobrar la confianza personal y de ahí la satisfacción sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *