La importancia del chequeo regular de la salud bucal

Por: Dr. Rafael Mejicano Soto, Odontólogo, DDS, MSD

Al tener que usar los servicios dentales, la mente usa todos los trucos para evitar ir y resolver un problema de salud dental. Se justifica, se crea excusas, se auto-medica, llama y pide consejo, más evita la visita al consultorio dental.

Nosotros, los profesionales estomatólogos, somos los únicos que podemos ayudarle. Esto se efectúa por medio de un diagnóstico integral y mediante la creación de una debida empatía con el paciente. El miedo puede ser su amigo cuando el dolor es excesivo, que resulta enviando señales al cerebro que ya es necesario ir donde un profesional de la salud bucal o donde un galeno. En el momento que es una molestia o un dolor leve, intentará dejarlo al tiempo y usará los medios necesarios para distraerse del dolor. Aquí es donde la enfermedad o las patologías cobran fuerzas, porque uno como ser humano está desviando las señales y síntomas de algo que no anda bien. Lo más recomendable es no hacer lo anterior, ya que es atentar en contra de su estado de salud general. Hay dolores que pueden persistir por más de 5 días, los cuales logran atenuarse por un tiempo con analgésicos de venta libre. Sin embargo, hay dolores de la misma índole que son más fuertes y afectan las vías aferentes del sistema nervioso central, los cuales necesitan analgésicos anti-inflamatorios específicos. Es por esta razón que cuando los médicos y dentistas recetan, lo hacen sabiendo los detalles específicos sobre el fármaco recetado.
Se debe tener en cuenta que el aparato masticatorio es un órgano complejo que reúne los tejidos más sensibles y complejos del cuerpo humano. El estomatodeo es un órgano que lleva millones de fibras nerviosas a piezas anatómicas, como los 32 órganos dentales, la lengua, la faringe, la encía, las mejillas, los labios, el paladar duro y blando, la articulación temporomandibular y el piso de la boca, entre otros. No sólo la caries dental provoca estos dolores. Las inflamaciones agudas de los tejidos blandos tales como en los terceros molares, en bolsas periodontales con inflamación aguda, abscesos de los espacios de la cara entre algunos problemas a mencionar que también ocasionan fuertes dolores dentales. Puede haber también patología de lento crecimiento que ocupan espacios donde perforan barreras naturales del cuerpo humano que dan sensaciones dolorosas que van acrecentándose en el tiempo.

Es importante entonces visitar a un profesional de la salud dental. Los centros de salud bucal y nosotros los profesionales dentales debemos distribuir el tiempo y nuestros conocimientos para tratar cada enfermedad o patología con los medios que mejor funcionen para el tratamiento a escoger. Como cirujano dentista insisto que regularmente se haga un chequeo bucal y dos limpiezas al año con radiografías cada cuatro años si no padece de enfermedades y cada dos si ha tenido patologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *