Glutamato monosódico, potenciador del sabor con posibles efectos secundarios

Glutamato Monosodico en los alimentos

Glutamato Monosodico en los alimentos chinos.

El glutamato monosódico (GMS, conocido también como MSG por sus siglas en inglés: “Monosodium Glutamate”) es un aditivo de alimentos de uso permitido y que ha sido utilizado hace varias décadas para mejorar el sabor de los alimentos. El GMS es una mezcla de sodio y glutamato, combinación que resulta en un potenciador del sabor de gran capacidad para mejorar el sabor de las comidas. Es ampliamente utilizado en la comida china y en alimentos procesados, entre ellos sopas de sobre, alimentos enlatados, cubitos de caldo, “consomés”,  especias preparadas, aliños para ensaladas y “snacks”, entre otros.

Algunas personas sensibles al GMS llegan a presentar reacciones adversas tras el consumo de alimentos con este aditivo. Los síntomas pueden ser leves, moderados o severos. Algunos de ellos son: dolor de cabeza, sudoración, palpitaciones aceleradas del corazón, sensación de calor y hormigueo, rigidez y/o debilidad en las extremidades, adormecimiento del cuello (que puede extenderse hacia los brazos y la espalda), bochornos, sensación de tensión u opresión facial, nausea, picazón alrededor de la boca, cambios del estado del ánimo, opresión o dolor en el pecho, aturdimiento, molestias gástricas, fatiga y crisis asmática, entre otros. A la sintomatología relacionada con el consumo de GMS se le conoce como el síndrome del restaurante chino.

La relación directa entre el síndrome del restaurante chino con el GMS no ha sido comprobada, ni tampoco su relación con enfermedades crónicas. Sin embargo, para prevenir los posibles síntomas asociados se recomienda consumirlo en las cantidades promedio utilizadas en la preparación y manufactura de alimentos. Las personas con alta sensibilidad al GMS deben abstenerse por completo del GMS.

Para conocer el contenido de GMS en alimentos procesados debe leerse el listado de ingredientes encontrado en la etiqueta. El GMS puede ser declarado de las siguientes formas: glutamato monosódico, GMS, MSG o E-621. Este último es el código asignado al GMS por el Codex Alimentarius. El GMS puede estar “enmascarado” como otros ingredientes, entre ellos: “saborizantes”, “glutamato de potasio”, “caseinato de sodio”, “consomé” y “extracto de levadura autolizada”, entre otros. Al visitar un restaurante chino, debe preguntarse si se utiliza GMS en la preparación de las comidas.

En la época de verano el consumo de GMS aumenta, debido en parte al mayor consumo de alimentos procesados, sobre todo de los enlatados y los “snacks”. Por lo tanto, es aconsejable limitar el consumo de este tipo de alimentos que contengan GMS. Si usted ha presentado algunos de los síntomas mencionados anteriormente tras la ingesta de alimentos procesados, procure evitar por completo las fuentes del GMS. Cabe mencionar que estos síntomas pueden ocurrir también tras el consumo de mariscos, frutos secos o hierbas aromáticas. Por lo tanto, debe prestarse atención especial a los alimentos consumidos antes de que aparezcan los síntomas para poder establecer la causa..

Por

Licda. Ana Regina Bocaletti
Nutricionista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *