¿Es posible la vida feliz en pareja?

Por: Irene Buonafina, Salubrista Pública

En una era en la que la tasa de divorcio alcanza sus niveles más altos, es indispensable que antes de tomar la decisión de vivir en pareja se consideren varios factores. Con base en lo que expertos en el tema me han compartido sobre este tema tan apasionante, he encontrado dos denominadores en común: 1) Tener expectativas reales en cuanto a la vida en pareja y 2) establecer de antemano las “reglas” que como pareja están dispuestos a seguir.

En caso se tenga planificado ser padres, considerar estos factores toma una relevancia especial por el alto impacto que el divorcio tiene en los hijos, tanto en sus futuras relaciones como en sus vidas en general.

En lo personal considero que la decisión de vivir en pareja es la más importante que un ser humano puede tomar. La pareja es la persona con la que compartimos tantas cosas: desde alegrías hasta tristezas, desde éxitos hasta fracasos, desde el nacimiento de un hijo hasta la muerte de un padre. En fin, en el mejor de los casos es la persona con la cual crecemos y maduramos juntos como individuos, mientras que en el peor, es la persona con la que un día no tenemos nada en común.

Una gran amiga me dijo lo siguiente, en uno de esos momentos de reflexión entre amigas: “Yo sigo creyendo que la mejor forma de vivir la vida es en pareja”. Quizá tenga razón. De ser así, apliquemos entonces todas aquellas estrategias que nos ayuden a tener una vida en pareja feliz y todos aquellos consejos de parte de personas sabias que han sobrepasado muchas situaciones en pareja, así como la información que encontremos en libros y fuentes virtuales adecuadas.

Como recomendación final, no se basen en las reglas establecidas por la “sociedad”. Al final del día lo que hace la diferencia son las reglas que cada pareja establece para funcionar en pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *