Enfermedad arterial coronaria -Nivel de riesgo y causas

Por: Dr. Francisco López Jiménez, Enfermedades Cardiovasculares
Mayo Clinic de Rochester, Minnesota

“Soy un hombre de 37 años y no tengo problemas de salud, pero mi padre y mi madre padecen enfermedades del corazón. Mi padre sufrió su primer ataque cardiaco a los 50 años. ¿Puedo hacer algo para prevenirlo? En mi caso, ¿es inevitable una enfermedad del corazón debido a mis antecedentes familiares?”.

Con base en sus antecedentes familiares, su riesgo de sufrir un ataque cardiaco es mayor que el de personas que no tienen esos antecedentes. Sin embargo, eso no significa que los ataques cardiacos sean inevitables. Un examen médico minucioso puede ayudar a determinar el riesgo específico que usted corre de desarrollar problemas del corazón. Además, se pueden tomar medidas para proteger la salud cardiaca, cualquiera que sea el nivel de riesgo.

Los antecedentes familiares de ataques cardiacos, especialmente en uno de los padres antes de los 55 años, como en su caso, es un gran factor de riesgo para un tipo de enfermedad cardiaca conocida como enfermedad arterial coronaria. Dicha enfermedad se presenta cuando los vasos sanguíneos principales que proveen sangre, oxígeno y nutrientes al corazón, o sea las arterias coronarias, se dañan o enferman, generalmente a causa de los depósitos de colesterol (placas) y la inflamación de las arterias. Sin embargo, hay otros factores que pueden ocasionarla, tales como el colesterol, la diabetes, el tabaquismo, la obesidad y la hipertensión, entre otros.

Cuando la placa se acumula dentro de las arterias, éstas se estrechan, lo que a su vez disminuye el flujo sanguíneo hacia el corazón. A medida que transcurre el tiempo, esa disminución del flujo puede provocar dolor del pecho, falta de aire y otros síntomas propios de la enfermedad arterial coronaria. La obstrucción completa de una de las arterias coronarias puede conducir a un ataque cardiaco.

A veces, se desprende una pequeña placa de grasa dentro de la arteria y ocasiona lo que se conoce como coágulo agudo. El coágulo obstruye el flujo sanguíneo que alimenta al músculo cardiaco, conduciendo a un ataque del corazón. Incluso quienes no tienen demasiado obstruida la arteria, igualmente pueden sufrir un ataque cardiaco.

Consulte con el médico para saber en detalle lo que es mejor para usted. Ese profesional puede evaluar su riesgo de enfermedad cardiaca y ayudarle a preparar un plan para controlarlo, pues incluso con sus antecedentes familiares, existen maneras de gozar de buena salud cardiaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *