El compromiso de un “Green School”

Por: Lcda. Nathaly Vásquez, Directora Académica de “Antigua Green School”

Si el método Montessori es considerado el primer pilar filosófico de “Antigua Green School”, entonces nuestro compromiso con lo “Verde” sería el segundo pilar y de igual importancia. Ya sea que se llamen “Colegios Verde”, “Colegios Sostenibles”, “Eco-Colegios” o “Colegios de Alto Rendimiento”, a muchas personas les interesa saber: ¿Qué hace que estos colegios sean especiales?

La respuesta a esta interrogante puede variar dependiendo del país y de la cultura de una comunidad en particular. Cada colegio encontrará su propio camino. Esto no sólo es parte del reto, sino además es lo que hace que el proceso sea tan gratificante.

Un “Green School” (o Colegio Verde) prepara a los estudiantes a convertirse en líderes y ciudadanos que comprenden cómo funciona el mundo natural, a que vean los patrones que conectan la actividad humana con la naturaleza y además, a tener los conocimientos, los valores y las habilidades para actuar efectivamente con esta visión. Los Colegios Verde contribuyen a hacer comunidades más sostenibles, a explorar soluciones a problemas ambientales y a servir de modelos de acción responsable. Debido a que los estudiantes aprenden a partir de las acciones del colegio, así como de los profesores y tareas asignadas, todas las decisiones del colegio y todas las prácticas se convierten en oportunidades de enseñanza. Los Colegios Verde enseñan a través de lecciones dentro del salón de clase, pero también por la comida que sirven en la cafetería, las formas en las que usan la energía y los recursos, los procesos a través de los cuales toman decisiones y sus relaciones con la comunidad.

Ser un Colegio Verde es un proceso evolutivo. Este tipo de colegios comienzan con acciones que son apropiadas para sus recursos, sus historias y sus niveles de comprensión.

Las oportunidades grandes usualmente comienzan con pasos pequeños. La producción, procesamiento, transporte, mercadeo, preparación y disposición de la comida es crítico en temas de sostenibilidad central, incluyendo el uso de recursos, energía, contaminación y conservación del agua y la tierra. Los alimentos sirven como un punto de entrada ideal para la comprensión de las conexiones entre temas como el hambre, las políticas comerciales, los derechos de los trabajadores, el uso de la energía y el cambio climático. En la cafetería, el colegio tiene un impacto directo en la salud de los estudiantes y, finalmente, en la salud pública y la sostenibilidad a largo plazo de la comunidad, mientras le enseña a los estudiantes sobre nutrición. A través de la compra de alimentos locales, los Colegios Verde ayudan a la agricultura local. Los jardines crean oportunidades para la experiencia de primera mano de conceptos ecológicos básicos –el flujo de energía del sol a las plantas y los animales, los ciclos planetarios del agua y del clima y la red de relaciones personificadas en cada bocado. Ayudan a los estudiantes a aprender de dónde vienen los alimentos que comen y cómo llega a ellos. Los niños, en la mayoría de los casos, van a probar los alimentos que ellos mismos cultivan y preparan.

Ya sea que comiencen con un tema ambiental o con los principios ecológicos básicos, los profesores pueden nutrir la comprensión y competencias para una vida sostenible. No existe un estilo de enseñanza único para un Colegio Verde. Los estudiantes aprenden mejor cuando existe variedad de estrategias para incluir actividades prácticas, tiempo para la reflexión y discusión razonada, una mezcla de ambientes cerrados y al aire libre, así como oportunidades para proyectos interdisciplinarios.

Los colegios afectan directamente la sostenibilidad ambiental y la salud de los estudiantes, el personal y sus comunidades. Tienen un impacto sobre el ambiente a través de distintas acciones, entre ellas: 1) los recursos que consumen, la energía que calienta, enfría e ilumina el campus, 2) el espacio que ocupan y 3) la carga que ejercen a los servicios comunitarios. Los Colegios Verde enseñan entonces sobre sostenibilidad al incluir a los estudiantes en las discusiones y decisiones relacionadas al campus. No existe un procedimiento para duplicar un Colegio Verde. El sello distintivo de este movimiento es su diversidad. Los Colegios Verde son mucho más que edificios, salones de clase y currículo. También son redes de relaciones en las que los estudiantes invierten una buena parte de su tiempo. Dentro de estas redes, los estudiantes desarrollan los valores y actitudes que llevarán hacia su adultez. Estos colegios fomentan la sostenibilidad al ayudar a sus miembros a darse cuenta de su potencial físico, emocional, intelectual y espiritual.

Antigua Green School está construido en la hermosa finca orgánica de café La Azotea. Ofrecemos una educación centrada en el niño basada en los principios Montessori e inmersa en la naturaleza. Estamos comprometidos con promover una comunidad que respeta nuestro medio ambiente y aprende de nuestro mundo natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *