El cambio, una constante y una oportunidad en la vida

Por: Lcda. Irene Buonafina, Salubrista Pública

En una ocasión, platicando con una amiga psicóloga y colaboradora de Revista ENJOY, aprendí que el sentido de la vida en las personas cuyas necesidades básicas están cubiertas (comida, techo y vestuario) es muy diferente que el de aquellas que viven en condiciones precarias.

A pesar de ser algo bastante evidente, me llevó a pensar en los sentidos de la vida de las distintas personas, incluso a mi. Fue entonces que asimilé lo diferentes que pueden llegar a ser los sentidos de la vida de todos y cada uno de nosotros.

La finalidad y razón de ser de la vida del ser humano depende en gran parte de las circunstancias que le ha tocado vivir, incluyendo los cambios que se le han presentado a lo largo de su vida. Y es que nadie está exento del cambio. El cambio es, en realidad, la única constante en la vida. Todo a nuestro alrededor está cambiando incesantemente.

Cada persona tiene una manera muy particular de ver el cambio. Existen personas que le temen a los cambios, lo que los lleva a impedir que éste fluya adecuadamente. Existen también quienes abrazan el cambio y saben sacar provecho de todo lo que éste conlleva. Estas personas ven el cambio como una oportunidad en la vida. Debido a que no podemos escondernos del cambio, mucho menos evitarlo, es indispensable verlo como una puerta abierta que podemos atravesar para aprender muchas lecciones, las cuales (tarde o temprano) nos harán personas cada vez más sabias.

Mientras que unos cambios son para bien, otros implican dolor y adversidad. Lo importante es saber que, a pesar de no ser evidentes al principio, todo cambio ofrece nuevas posibilidades. La experiencia que tengamos ante el cambio está en nuestras manos.

Al final del día, el cambio es lo que hagamos de él. Así es que tratemos de ver cada cambio en ese viaje de la vida como una nueva oportunidad, como el chance de nacer de nuevo. Nunca es tarde para empezar. Empieza hoy y logra que el cambio sea una oportunidad de crecimiento y aprendizaje en tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *