Ecofiltro, invento que de agua potable a todos

Por: Licda. Ariana Pizzatti, Directora de Mercadeo Ecofiltro

Hoy en día, muchos conocen el Ecofiltro y son usuarios de él. Para quienes no lo conocen, el Ecofiltro es un filtro cerámico para potabilizar el agua contaminada, el cual fue desarrollado en los años 80 por el ingeniero José Fernando Mazariegos Anleu, en el Instituto Centroamericano de Investigación y Tecnología Industrial, mejor conocido como ICAITI.

El filtro está compuesto por los siguientes materiales 100% naturales, los cuales, en conjunto, producen este sistema de purificación del agua 100% comprobado científicamente:
1) Barro. Este material crea micro canales dentro de las paredes de la unidad filtrante, los cuales detienen las impurezas y las bacterias del agua.
2) Aserrín. Éste se convierte en carbón activo, lo que elimina cualquier mal olor, sabor y turbidez.
3) Plata coloidal. El filtro se impregna con este elemento, el cual actúa como un bactericida. Dicho elemento lo tiene cualquier filtro de agua en el mundo.

Beber agua potable evita una serie de trastornos estomacales y otras consecuencias, las cuales pueden llevar hasta la muerte. La mortalidad infantil que provoca el consumo de agua contaminada ha alcanzado niveles altos a nivel mundial, sobre todo en los países menos desarrollados. Por esta razón, Ecofiltro ha alcanzado un grado de aceptación mundial que lo han hecho acreedor de varios reconocimientos internacionales, entre ellos el “Market Place Award” y el “Premio a la Innovación”, por parte del Banco Mundial. Actualmente hay 3 millones de usuarios en el mundo utilizando el sistema de purificación del agua de Ecofiltro.

El Ecofiltro está disponible en tres diferentes presentaciones: cerámico, barro y plástico, cada uno con una unidad filtrante fabricada con altos estándares de calidad, científicamente avalados y con una vida útil de dos años, la cual requiere de un proceso de limpieza cada tres meses. Además, está destinado a toda la población guatemalteca, tanto del área urbana como rural, ambos sectores demandantes de agua purificada. Hemos realizado estudios en donde una familia promedio utiliza de 2 a 3 garrafones a la semana, lo cual significa gastos altos para las familias. Al contar con un Ecofiltro en el hogar, es posible el ahorro de hasta Q 1,500.00 anuales. Por otro lado, el Ecofiltro no necesita el consumo de electricidad, a diferencia de otros filtros. De esta forma, Ecofiltro permite también un ahorro del gasto mensual de electricidad.

A través de la fundación Ecofiltro:One se han llevado Ecofiltros a 80 comunidades del interior del país. Para los próximos 5 años, se tiene contemplado entregar filtros a 160,000 familias y para el año 2020, se espera llegar a un millón. Esto se logra con la ayuda de las ventas urbanas, tanto en la tienda que Ecofiltro tiene en Eskala Roosevelt, así como en diversas ferreterías de la ciudad capital y en otras áreas urbanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *