Consumo de alcohol durante el embarazo, ¿es seguro o dañino?

Por: Dr. Rodrigo Salguero Ruata, Ginecólogo y Obstetra
–Especialista en Medicina Reproductiva e Infertilidad
@1subfertilidad

Cuando se habla del consumo de alcohol durante el embarazo, es ampliamente conocido que lo ideal es evitarlo por completo. Los diferentes efectos deletéreos en el desarrollo del cerebro del feto asociados al consumo de altas dosis de alcohol durante el embarazo están científicamente comprobados.

Lamentablemente se tienen muy pocos datos sobre los efectos del alcohol en los fetos de mujeres con un consumo bajo o moderado (una unidad al día) y de mujeres con el patrón actualmente reconocido como “binge drinking” (de cuatro a cinco unidades en dos horas). Los pocos estudios sobre estos patrones de consumo han documentado diferentes posturas.

Un estudio danés evidenció que el consumo bajo a moderado no tiene un efecto significativo en la inteligencia, en las funciones de ejecución, las funciones motoras y la atención selectiva y sostenida. Kelly y colaboradores estudiaron a niños hasta los cinco años de edad, nacidos de madres que habían consumido de una a tres unidades de alcohol por semana y evidenció que no hay un aumento en el riesgo de que tengan un pobre desarrollo cognitivo y/o psicosocial. Por el otro lado, otros estudios demuestran que el consumo leve de alcohol tiene efectos mínimos, pero importantes en: desempeño académico, atención sostenida, comportamiento social, memoria, cognición, capacidades de lenguaje y desarrollo motor y visual.

Durante décadas, un gran número de investigadores han estado alertando sobre los riesgos de cualquier tipo y dosis de alcohol durante el embarazo. A pesar de ello, el consumo de alcohol en mujeres embarazadas no ha disminuido y continúa entre seis y 15%. Es por esto que la Academia Americana de Pediatras (AAP) publicó un nuevo lineamiento en el Journal of Pediatrics en octubre 2015, en el cual se restringe el uso de alcohol durante el embarazo por ser una causa directa de problemas de razonamiento y de comportamiento, lo cuales pueden durar toda la vida. En su declaración, la AAP puntualiza que: “No hay cantidad de alcohol segura y ningún trimestre en el embarazo es sin riesgos”.

Lo más recomendable entonces es dejar el alcohol en el momento de saber que se está embarazada; si se está en búsqueda de un embarazo, se debe disminuir al máximo la frecuencia y la cantidad de alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *