¿Cómo rejuvenecer tu piel?

rejuvenecimiento facial

mujer recibe masaje facial

Por: Salma Ramírez, Esteticista

El proceso de envejecimiento de la piel comienza durante la década de los 20, aproximadamente a los 25. Es un proceso inevitable y progresivo. Sin embargo, es posible disminuir su velocidad si se realizan los cuidados adecuados, los cuales pueden beneficiar a personas de cualquier edad e incluso a personas que nunca han cuidado su piel.

Lo más importante para el cuidado de la piel es tener una rutina diaria que incluya: limpieza, tonificación y humectación. La limpieza es fundamental para eliminar impurezas y todo tipo de suciedad. Utilice un limpiador suave para evitar la irritación de la piel. Desagüe siempre con agua fría o tibia; evite el agua caliente. Para secar el rostro, utilice una toalla suave. No frote la toalla contra el rostro; en lugar de esto, seque presionando la toalla levemente.

Luego de la limpieza, se debe tonificar la piel. Y por último, se debe humectar. Existen cremas humectantes específicas para el día y para la noche, ya que las necesidades de la piel son diferentes según el momento del día. En la noche, la piel pasa por un proceso especial de regeneración, por lo que las cremas de noche contribuyen a este proceso. Por esta razón, las cremas anti-envejecimiento también se aplican de noche. La crema para el contorno de ojos es muy importante por ser un área con piel más delgada en comparación con el resto del rostro. Debe aplicarse de una a dos veces al día.

Durante el día no debe olvidarse proteger la piel contra el sol. Incluso en días nublados, los rayos ultravioleta ejercen efectos nocivos contra la piel. Proteger la piel del sol es un factor indispensable para prevenir su fotoenvejecimiento. Para ello, debe usarse un mínimo de Factor de Protección Solar (FPS) de 30. Las personas de piel clara deben optar por un mínimo de 50.

La exfoliación contribuye al rejuvenecimiento de la piel ya que elimina las células muertas. Si su piel es seca, deberá exfoliarla una vez a la semana, mientras que si es grasosa, un máximo de dos. Excederse de esto causa irritaciones en la piel.

Las cremas contienen vitaminas importantes para el rejuvenecimiento de la piel. Por ejemplo, las vitaminas C y E protegen la piel contra los daños del sol, mientras que la vitamina A puede contribuir a corregir el daño ya ocasionado por el sol. Además de obtenerlas vía tópica, tener una nutrición adecuada que provea suficientes cantidades de estas y otras vitaminas, así como de minerales, proteínas y agua, es fundamental para tener una piel saludable. Además de una buena nutrición, existen otros factores que contribuyen al rejuvenecimiento de la piel, entre ellos el ejercicio, canalización del estrés y no fumar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *