¿Cómo aplicas tu conciencia ecológica en tu vida diaria?

¿Cuántas personas conoces que tengan “conciencia ecológica”? ¿Eres tu una persona ecológica? ¿Sabes cómo medir tu huella ecológica? ¿Conoces cuáles acciones de tu vida diaria son las de mayor impacto ambiental?

Preguntas como estas son muy importantes para que podamos cuidar el medio ambiente con conciencia ecológica, no sólo por razones económicas o porque es lo que está “in”. Lo que hacemos hoy tendrá un impacto durante cientos
de años, lo que incluye la vida de nuestros hijos, nietos y bisnietos.

Si entendemos ecología como la interacción del ser humano con el medio ambiente, nuestra responsabilidad de protegerlo está explícita. El deterioro ambiental que como humanidad hemos provocado en los últimos siglos no tiene precedente, producto en gran parte de una cultura consumista y recientemente, globalizada. Quiero creer que no es tarde y que estamos a tiempo de salvar nuestra casa, el Planeta Tierra.

Con acciones tan sencillas como reducir el uso de bolsas plásticas en las compras al supermercado, reutilizar envases de vidrio en la cocina en lugar de comprar recipientes plásticos, apagar las luces cuando no las estamos usando, reciclar papel y aluminio, consumir alimentos locales y apagar el chorro de agua mientras nos lavamos las manos o nos bañamos, lograremos cuidar el planeta.

Aprendamos a vivir en armonía y equilibrio con la naturaleza. Hagamos conciencia ecológica de todo lo que individual y colectivamente hacemos. Analicemos qué y cómo podemos modificar nuestras conductas y costumbres de alto impacto ambiental.

Adaptemos nuestro estilo de vida a uno que sea amigable con el medio ambiente. Y por último, midamos los cambios que implementemos para saber si han sido efectivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *