Categorías personales para el tratamiento de la obesidad –Científico de Mayo Clinic alerta sobre medicina de precisión y obesidad

control de peso y obesidad

concepto de dieta

Los científicos de Mayo Clinic identificaron cinco subcategorías para la obesidad, en un esfuerzo por determinar los tratamientos personalizados más eficaces. La obesidad es un problema médico caro que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y cáncer, entre otras

.

La prevalencia de la obesidad continúa en aumento, pese a la educación impartida, a los esfuerzos en pos de la alimentación y del ejercicio, así como a las terapias farmacológicas y quirúrgicas. Por ello, los científicos decidieron responder a esta problemática cuestionando el efecto del sistema gastrointestinal sobre la obesidad.

Los científicos descubrieron que para sentirse llenos, las personas obesas ingieren alrededor de 150 calorías más que quienes tienen peso normal. Además, descubrieron que el estómago de los obesos no solamente se vacía más rápido, sino que es de mayor tamaño y que los niveles de la hormona que envía la señal de llenura son menores a los de las personas de peso normal.

Con base en estos hallazgos, los científicos identificaron las siguientes subclasificaciones para la obesidad:

1) Saciedad anómala: dificultad para sentirse lleno (20%)
2) Estómago de mayor tamaño (14%)
3) Componente conductual (13%)
4) Estómago con vaciamiento más rápido (13%)
5) Otros (26%)

A partir de esta subclasificación de la obesidad, los médicos podrán ahora recetar el tratamiento más eficaz. Por ejemplo, los pacientes con estómagos más grandes posiblemente serían buenos candidatos quirúrgicos, mientras que quienes tienen problemas conductuales se beneficiarían de recibir consejería o de medicamentos ansiolíticos. “La aplicación de este método personalizado permite encontrar el tratamiento más eficaz y evitar que el paciente invierta tiempo y dinero en tratamientos menos fructíferos”, comenta el doctor Andrés Acosta, gastroenterólogo de Mayo Clinic.

En este primer estudio, los científicos compararon la eficacia de un medicamento para la saciedad, o sea un fármaco que ayuda a los pacientes a sentirse llenos, frente al placebo. Cuando se receta normalmente el medicamento para la saciedad, éste permite perder tres libras de peso por semana. Con base en el método de la subclasificación, se recetó el mismo medicamento para la saciedad a pacientes con dificultad para sentirse llenos, quienes perdieron seis libras de peso por semana. “Los resultados son impresionantes y pueden cambiar la forma de controlar la obesidad. Por lo tanto, es necesario personalizar el tratamiento de la obesidad después de que ha quedado claro que la misma pastilla no funciona igual en todos”, explica el doctor Acosta.

Esta investigación se publicó en la edición reciente de Gastroenterology.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *