Beneficios del aceite de oliva

Es ampliamente conocido que el aceite de oliva es bueno para la salud. Su consumo ha sido recomendado durante más de una década como parte de un estilo de vida saludable, pero… ¿qué es exactamente lo que hace al aceite de oliva mejor que otros aceites? Para empezar, es uno de los aceites vegetales con mayor contenido de grasas monosaturadas. Del consumo total de grasas diario, es recomendable que la mayoría sea en forma de este tipo de grasas. Tanto las grasas poli-insaturadas y las monosaturadas forman parte de las grasas insaturadas, conocidas también como las grasas “saludables”.

Los ácidos grasos insaturados pueden contribuir a la disminución del colesterol malo (LDL) y probablemente aumenten el colesterol bueno (HDL). Ambos factores disminuyen el riesgo de enfermedad cardiovascular. Estos beneficios se obtienen únicamente cuando se sustituyen las grasas saturadas por las insaturadas. De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón, las grasas saturadas, encontradas principalmente en alimentos de origen animal y en los aceites de coco y palma, son la principal causa de niveles de colesterol elevados.

El Aceite de oliva trae beneficios

Beneficios del Aceite de Oliva

Los beneficios del aceite de oliva no se limitan únicamente a la salud del corazón. Estudios recientes sugieren que de todas las grasas, los que menos relación guardan con el cáncer son los omega-3. El segundo lugar lo ocupan las grasas monosaturadas. El aceite de oliva es fuente de polifenoles, compuestos encontrados en algunos alimentos de origen vegetal con propiedades antioxidantes, anti-inflamatorias y anticoagulantes. Por otro lado, el aceite de oliva es parte esencial de la dieta del Mediterráneo, la cual se cree puede estar asociada a un menor riesgo del desarrollo de la Enfermedad de Alzheimer.

Todos los aceites vegetales poseen el mismo valor calórico. Una cucharada de aceite aporta 120 calorías, sea éste de oliva, canola, soya, coco, algodón, palma, etc. Esto significa que, a pesar de sus múltiples beneficios, el aceite de oliva consumido en cantidades elevadas puede causar problemas de sobrepeso.

Existen tres tipos principales de aceite de oliva. El extra-virgen es el de sabor más concentrado, de color más oscuro y el de menor nivel de acidez. Además, es el de mayor contenido de polifenoles, por lo que es el que ofrece mayores beneficios para la salud. Dicho aceite se obtiene a través de la presión mecánica y en frío de las olivas. Se distingue por su sabor, color y alto precio. Para los expertos culinarios, es el tipo de aceite de oliva más fino. Se recomienda utilizarlo en crudo por varias razones. Una es que de esta forma mantiene su sabor característico. Por razones nutricionales, cuando el aceite de oliva extra virgen es llevado a altas temperaturas, una parte de los ácidos grasos monosaturados se convierten en saturados. Estos últimos son dañinos para la salud, por lo que no es aconsejable utilizar el aceite de oliva extra-virgen para cocinar.

El aceite de oliva extra virgen se obtiene de la primera extracción de las olivas, mientras que el aceite de oliva virgen de la segunda. Por lo mismo, el contenido de polifenoles es mayor en el extra-virgen. Y el tercer tipo, el aceite de oliva “normal”, es el producto final de varios procesos de extracción, incluyendo la extracción química de los jugos de las olivas. Su color es más claro y su sabor más suave. Es el aceite de oliva ideal para cocinar ya que no se satura y no cambia sus propiedades organolépticas al ser calentado.

Dato de interés: El aceite de oliva proviene de las olivas, el fruto del olivo. El olivo, originario de Asia Menor, es uno de los árboles cultivados con más antigüedad.

Licda. Irene Buonafina
Nutricionista, MPH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>