Los Beneficios de hacer ejercicio al aire libre

Por: Cecilia Samayoa, Entrenadora Personal

El ejercicio en general tiene muchos beneficios. Y cuando se realiza al aire libre, ofrece beneficios muy particulares. La evidencia científica indica que ejercitarse en ambientes naturales promueve no sólo la salud física, sino también la salud mental.

Los expertos en ejercicio nos dicen que en comparación con quienes se ejercitan en lugares cerrados, las personas que hacen ejercicio en ambientes naturales mostraron una mejoría en el bienestar mental, incluyendo un aumento de la energía, una mejor sensación de revitalización y mayor compromiso con la rutina. Al mismo tiempo, muestran una disminución en sus niveles de tensión, confusión y depresión, así como mejor satisfacción en realizar las actividades al aire libre. Por otro lado, quienes se ejercitan de esta forma presentan mayores probabilidades de volver a realizar la actividad.

Otros beneficios de hacer ejercicio al aire libre

Los siguientes son otros beneficios de ejercitarse al aire libre:
– Algunos ejercicios realizados al aire libre pueden requerir quemar más calorías que si se realizan adentro. Factores como el viento, las irregularidades del terreno, el calor y el frío pueden hacer que el cuerpo necesite más energía, lo que se traduce en un gasto mayor de calorías.
– Hacer ejercicio en ambientes naturales permite respirar aire fresco, lo que permite una mejor oxigenación del cuerpo. Si se hace de día, el cuerpo utiliza los rayos del sol para producir su propia vitamina D.
– Cuando una persona tiene una rutina de ejercicios al aire libre, puede realizarla en cualquier lugar, lo que le permite apegarse a ésta lo más posible, incluyendo cuando sale de viaje o está de vacaciones.
– El uso de muchas de las máquinas en los gimnasios representan riesgo de lesión a nivel músculo-esquelético, esto debido a que generalmente no imitan la forma en que utilizamos los distintos grupos de músculos en la vida cotidiana. Cuando nos ejercitamos al aire libre, podemos realizar ejercicios que se asemejan más a los movimientos normales que realizamos en la vida real.
– Es mucho más divertido hacer ejercicio al aire libre que encerrado en un lugar. No es lo mismo correr 20 minutos en una banda viendo a una pared con una televisión, que correr en un lugar con árboles, con los sonidos de la naturaleza y oxigenando el cuerpo.

Mi recomendación es que aprovechemos este verano para ejercitarnos al aire libre lo más posible. Las opciones son muchísimas. Si le gusta ejercitarse a solas, ejercicios como caminar vigorosamente, correr, nadar y hacer bicicleta son excelentes opciones. Si prefiere ejercicios en equipo, el fútbol, el baseball, el basketball y el volleyball son buenas ideas. Si le gustan los ejercicios competitivos, puede optar por el tennis, el ping-pong y el badminton. Y para realizar en familia, busquen actividades que sean del gusto de todos. Algunas opciones son: bailar, jugar croquet en el jardín, salir a patinar, hacer yoga en el campo, jugar frisbee, escalar una montaña, salir de paseo en bicicleta, jugar volleyball en la piscina y jugar tenta. Lo importante es disfrutar al máximo de la actividad realizada al aire libre para lograr óptimos resultados, tanto a nivel físico como mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *