Bajar de peso en la era moderna sin prohibición de alimentos

Así como las cuatro P’s del mercadeo son hoy obsoletas, lo mismo sucede con los alimentos que empiezan con P –el pan, la pasta, la papa, la pizza, los pasteles y las papalinas– considerados durante mucho tiempo como “prohibidos”, sobre todo en regímenes para la reducción de peso. La razón de esto es que su exclusión resulta inadecuada si tomamos en cuenta las circunstancias actuales.

¿Cuáles son esas circunstancias?

En realidad son muchas, por lo que me enfocaré en las que considero más importantes. Primero que nada, no creo en la prohibición de alimentos. Creo en su consumo consciente. Con esto quiero decir que si bien no debemos comer pasteles todos los días, porque representan un exceso de grasas y azúcares, su consumo esporádico no nos hará ningún daño. De hecho, consumir nuestros alimentos favoritos de vez en cuando es saludable, al menos mentalmente. Satisfacer nuestro paladar con esos gustos especiales nos proveerá de placer, lo que a su vez mejora nuestro estado de bienestar. Asimismo, nos ayudará a evitar esa “necesidad” de consumirlos, la cual usualmente tiene un origen emocional. Como resultado, será más factible que nos comamos sólo un pedazo, en lugar de la mitad del pastel. Pero, ¿qué tiene que ver esto con las circunstancias actuales? Hoy en día, no se trata de hacer “dietas”, sino de tener una alimentación saludable, que incluya la mayoría del tiempo alimentos de alto valor nutricional.

La otra circunstancia está relacionada al ritmo de vida actual, el cual en mi opinión no da lugar a prohibiciones. La vida moderna está llena de responsabilidades y múltiples compromisos (y cada vez le agregamos más a un día que tiene tan sólo 24 horas, de las cuales ocho deberíamos de pasar durmiendo). Durante el resto de las 16 horas debemos de cumplir con tiempos y movimientos. En este “corre-corre”, inevitable y eventualmente, tendremos que optar por alimentos que no son los “ideales”, ya que al final de cuentas nuestro cuerpo necesita energía para cumplir con todo lo que tenemos que hacer. Afortunadamente, existen muchas opciones saludables de comida para llevar y comida rápida, las cuales nos permiten apegarnos a una alimentación balanceada.

Tomando en cuenta estos y otros factores relacionados a una alimentación saludable, es importante que te mantengas informada/o sobre temas de nutrición y sobre la preparación de alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *